Si vives en México o quieres visitar la CDMX un lugar muy valioso para visitar son las pirámides de Teotihuacan y, anque no lo parezca, se encuentra entre los mejores lugares para niños.

Construidas hace casi 2.000 años, las pirámides de Teotihuacán albergan muchas de las pirámides mesoamericanas de mayor importancia arquitectónica construidas en las Américas.

Es realmente fácil llegar a las pirámides de Teohuacán desde CDMX en transporte público o como una excursión de un día.

Una vez que llegas a este imponente lugar te encontrarás caminando por el complejo norte a lo largo del camino principal que va rumbo a la Pirámide del Sol.

Esta será una caminata sorprendentemente larga a la pirámide principal en donde los niños se sorprenderán de una construcción diferente, grande y les llenará la cabeza de preguntas e imaginación.

Hay ruinas de templos menores a lo largo del camino que lo mantienen interesante.

Resultado de imagen para piramides de teotihuacan

De vez en cuando, una hilera de escaleras atraviesa el camino principal que debes subir y subir. Hay túneles que corren debajo de las escaleras, que a los niños les encanta ya que pueden agacharse y caminar hacia el otro lado.

Los túneles son razonablemente cortos y lo suficientemente grandes como para que un padre pudiera entrar si fuera necesario.

Ya frente a la Pirámide del Sol viene el reto de subir los 248 escalones hasta la cima.

Las escaleras están en buen estado y son seguras. Si es necesario, hay cuerdas para sujetarse para una medida adicional de seguridad.

La subida a la cima se divide en varias pequeñas secciones de escaleras que conducen a áreas de aterrizaje donde puedes detenerte, descansar y disfrutar de las vistas de este increíble complejo.

Algunas de las áreas de aterrizaje son en realidad caminos que circunnavegan la pirámide.

Si todo fluye bien, tardas unos 15-20 minutos en subir. En realidad fue bastante fácil y los niños pueden escalar todo el camino ellos mismos.

La parte superior de la pirámide es bastante grande, lo que permite que muchas personas disfruten de las vistas al mismo tiempo.

Resultado de imagen para piramides del sol

Las vistas desde la cima de la Pirámide del Sol son increíbles y vale la pena el esfuerzo. Vale la pena reiterar que este es un buen lugar para niños mayores de 6 años por varias razones. Así lo disfrutan ellos y los papás.

Dependiendo de cómo se encuentren todos de ánimo y energía, pueden o no explorar pero sea como sea, esta experiencia en el Templo de la Luna también será gratificante.

En este enorme complejo de pirámides y grandes avenidas también se encuentra el Templo de las Mariposas, la Avenida de los Muertos, el Templo de Quetzalcóatl y el museo del lugar.

Si prefieres ver las Pirámides de Teotihuacán con un guía,  puedes hacerlo y qué mejor que sea con la experiencia y conocimiento de un arqueólogo.

Después del recorrido todos, incluyendo los niños, terminarán rendidos después de conocer parte de la historia de un pueblo que aún se yergue a través de los siglos y se mantiene vivo gracias a estos templos.

Vale la pena para los niños conocer estas importantes estructuras y más allá de la sola piedra.