Month: November 2017

Y tú qué hubieras hecho

Y tú qué hubieras hecho

“Sí, quiero casarme contigo”. Esa fue la respuesta que motivó a que mi ahora prometida y yo decidiéramos hacer un viaje a Puerto Vallarta para celebrar nuestro compromiso. Pensábamos en pasar unas románticas vacaciones y olvidarnos del trabajo por unos días, pero nunca imaginé que este viaje me haría enfrentarme a una de las decisiones más difíciles que he tenido que tomar en toda mi vida.

Bien dicen que la mayoría de las personas encuentra el amor en alguien más que no es su verdadera mitad, su complemento. Es como la historia del hilo rojo, donde a pesar de tener una pareja, tu dedo puede estar unido al de otra persona que no has conocido pero que estás predestinado a encontrar, y la cual es tu alma gemela. Desde que conocí a Georgina quedé impactado con su belleza y personalidad, con el tiempo supe que era el amor de mi vida, pero lamentablemente yo no el de ella. Salimos como pareja oficial por 6 meses hasta que ella puso fin a la relación, pues decía que estaba confundida con el regreso de uno de sus exnovios. Cada que me enteraba que terminaban, yo la buscaba, pero sin lograr más que anotar un rechazo más a mi ya larga lista.

Tiempo después decidí olvidarme de ella y empecé a salir con otras chicas hasta que conocí a Elizabeth, y tras dos años de relación y casi tres de conocernos, le pedí que se casara conmigo, por eso ahora estamos en uno de los vuelos Volaris rumbo a Puerto Vallarta. Nunca pensé que en el hotel me encontraría con Georgina, quien se quedaba en el mismo piso de mi habitación. Al verla, el corazón se me aceleró y mi cuerpo se paralizó. No le dije nada a Elizabeth por temor a que fuera a adivinar que aún siento algo por ella, un sentimiento que he ocultado por tantos años.

Una noche la encontré en el pasillo muy cerca de mi cuarto y sabía que las coincidencias no eran cosa de la suerte, ella quería hablar conmigo. Me invitó un trago y yo aproveché que mi prometida se había quedado profundamente dormida para aceptarle la invitación. Me contó que tiene una hija pero no tiene pareja, pues su ex la dejó en cuanto se enteró de que estaba embarazada, pero meses después se arrepintió e intentó buscarla, fue ahí cuando se dio cuenta que yo era el hombre de su vida, por lo que lo rechazó un par de veces más hasta que desistió. Ahora el destino la ponía frente a mí, pero yo ya estaba comprometido. Amaba a Elizabeth, pero Geo es el amor de mi vida. El amor de mi vida dijo que estaba dispuesta a esperarme todo el tiempo que fuera necesario, como yo lo hice en el pasado, hasta que pudiéramos estar juntos. En ese instante tomé la decisión, decidí aposar todo a mi obsesión, al amor de mi vida y ponerle fin a un amor que iba creciendo.

¿Tú con quién te hubieras quedado? Sé honesto contigo mismo y déjamelo saber en los comentarios.

Huyendo del amor de mi vida

Huyendo del amor de mi vida

Tecleo ‘vuelos Interjet’ en el ordenador, buscó alguno que salga esta misma noche con rumbo a cualquier parte del mundo, sólo deseo escapar, no estoy listo para dar el siguiente paso, creí estarlo, por lago le di el anillo de compromiso, por algo me arrodillé para preguntarle si quería convertirse en mi esposa. Pero ahora no estoy convencido, estoy aterrado. Sé que será un cambio importante en mi vida y no estoy listo. Prefiero huir, quedar como un cobarde ante los ojos de la mujer más maravillosa que he conocido en mi vida y ante todo el mundo. Reconozco que no suena lógico, pero esa es la lógica de un hombre atemorizado por el compromiso.

Gasté más de lo que debía en un boleto de ida que no tenía regreso. Corrí a la sala de espera para buscar mi zona de abordaje, no podía perderlo. Ya no era el momento de arrepentirme y quedarme a la espera de que las cosas sucedan a mi alrededor, que sucedan después de que mi mente pensó en el ‘suicidio’ sentimental. Sería vergonzoso casarme sabiendo que había querido huir pero no lo había logrado. O quizá sería obra del destino, que me decía que el error sería huir y no casarme con la mujer que amo. Pero como les dije, la lógica y el temor son la peor combinación que existe en este planeta.

Logro subir al avión, me siento y suelto un suspiro de alivio con una gran carga de sentimientos encontrados. “Soy un cobarde”, me repetía una y mil veces. Tanto sufrí y lloré durante mi Juventus diciendo que nadie había nacido para mí y que yo no había nacido para amar, como diría Juan Gabriel. Ahora que la encontré, que tuve una relación de tres años y que estábamos a punto de consumarla para seguir adelante como marido y mujer, salí corriendo con la idea de que si me quedaba lo iba a arruinar como con todas mis parejas anteriores. Sabía que siempre hacía o decía algo que mandaba todo al traste. Creía que ese iba a ser mi destino. Como Ted Mosby me iban a dejar plantado en el altar, lo que sería una pena más grande que el que me vean como un cobarde. Estaba siendo egoísta, lo sé. Por lo menos ella se enterará un mes antes de la boda que me fui, así que no se quedará plantada. Eso me reconforta. “No puedo volver, no puedo volver, no puedo volver”, me repetía una y mil veces. Desconozco si mi mente o mi corazón querían que bajara de ese avión antes de que despegara.

La puerta se estaba cerrando cuando se detuvo. Alguien gritaba que no cerraran la puerta. Mi corazón se aceleró. Una chica estaba implorando a gritos que no cerraran la puerta. Mi cabeza comenzó a hacerse a la idea de que mi prometida había descubierto mi plan y logró encontrar mi vuelo. Quizá era ella. ¿Otra obra del destino para que me quede? No. Sólo era una pasajera que había llegado tarde.

Vi cerrar la puerta de abordaje. Los motores se encendieron y despegó. Desde la ventana de la sala de espera vi cómo se perdía el avión entre las nubes el gran pájaro de metal. No podía abandonar la poca felicidad que me había dado la vida al conocer a la mujer de mi vida. Debía abrazarme a ella y nunca jamás contar esta experiencia. Hasta hoy. Que la lea quien la tenga que leer.

El karma llega cuando menos lo esperas

El karma llega cuando menos lo esperas

No hay guerra que duré cien años y no hay victoria que se festeje por siempre. Si han dicho que en la guerra y en el amor todo se vale, esta comparación puede aplicarse en cada rubro de las relaciones sentimentales. Cuando una persona lucha por alguien que no le corresponde, debe estar consciente que esto representará un sacrificio, tanto en tiempo como en recursos, además podrías dejar ir personas interesantes por estar cien por ciento enfocado en tu objetivo. Sin embargo, en caso de conseguir la victoria puede ser lo más dulce que habrás probado en esta vida. Pero piensa que no será para siempre.

En el mejor de los casos, puede ser hasta que la muerte los separe, pero siempre hay gran variedad de factores que pueden romper una relación. Les voy a contar una historia en la que fui testigo y protagonista de la confabulación del destino. Cuando terminé el primer semestre de la carrera tuve que cambiarme de escuela porque reubicaron a mi padre en su trabajo, en la nueva institución había una chica por la que varios jóvenes morían, su nombre era Victoria, pero ella estaba ciegamente enamorada de su novio, el cual muchos sabían que la trataba mal. En cuanto la conocí vi por qué tantos la querían, era bonita, delgada y con un gran sentido del humor, así que de inmediato nos hicimos buenos amigos, pero después de un tiempo yo quería ser algo más y puse manos a la obra.

Le advertí de mis intenciones y que planeaba conquistarla, objetivo que conseguí en tan sólo tres semanas. Nunca nadie en tres años había logrado que rompiera su relación, yo lo logré y fuimos novios. Pero la mente del ser humano es complicada, yo me sentía feliz pero no completamente lleno, además que comencé a salir más con los amigos a fiestas y prefería estar con ellos que con mi novia, así que después de un mes y medio, decidí cortarla. Le provoqué un gran dolor, pues mi explicación era que prefería divertirme y que no estaba listo para las formalidades. Ella se había enamorado aún más que yo, pero eso no me importó. Pero el karma se encargaría de cobrármelas tiempo después.

Ella volvió con su exnovio y al año tuvo una hija, yo creo que arruinó su vida y temía que haya sido por mi culpa, quizá yo la orillé a eso. Pero con el tiempo lo olvidé y me enamoré perdidamente de una chica que conocí en una de las tantas fiestas a las que fui. Ella era soltera pero le gustaba andar de pica flor, no quería formalidades y me lo dejó muy claro. Yo acepté su condición de salir sin ser exclusivos, pero el tiempo es sabio y me enamoré perdidamente, ya no quería que viera a nadie más, deseaba que sólo fuera mía, así que tomé un vuelo de Volaris y la sorprendí mientras estaba de vacaciones con su familia, yo creí que era con sus padres, pero cuál fue mi sorpresa de que se refería a su esposo e hija. Escuché como mi corazón se rompía en mil pedazos y en mi mente sólo pensaba que el karma es cruel y te llega cuando menos lo esperes y de la peor manera posible.

De acuerdo al mercados objetivo, es la clasificación de un hotel

De acuerdo al mercados objetivo, es la clasificación de un hotel

El hotel apunta a muchos mercados y se puede clasificar de acuerdo con a cómo intentan atraer a sus huéspedes.

El tipo común de mercados incluye hoteles de negocios, aeropuertos, suites, residenciales, complejos turísticos, de tiempo compartido, casino, convenciones y conferencias, principalmente.

Veamos la siguiente clasificación:

Hoteles de negocios: estos hoteles son el grupo más grande de tipos de hoteles, atienden principalmente a viajeros de negocios y generalmente se encuentran en el centro o distritos comerciales.

Aunque los hoteles de negocios sirven principalmente a viajeros de negocios, muchos grupos de turistas, turistas individuales y pequeños grupos de conferencias encuentran atractivos estos hoteles.

Los servicios para los huéspedes de los hoteles de negocios pueden incluir periódicos de cortesía, café por la mañana, llamadas telefónicas locales gratuitas, desayuno rápido, etc.

Hoteles en el aeropuerto: estos tipos de hoteles suelen estar dirigidos a la clientela de negocios, a los pasajeros de líneas aéreas con escalas de viajes nocturnos o vuelos cancelados y al personal de las aerolíneas.

Algunos hoteles pueden dar transporte gratuito entre el hotel y el aeropuerto. Algunos de este ramo de hoteles también cobran al huésped por hora en lugar de los cargos normales por noche.

Hoteles Suite: este tipo de hoteles son la última tendencia y los segmentos de más rápido crecimiento en la industria hotelera. Dichos hoteles tienen una sala de estar y un dormitorio separado.

Los profesionales como contadores, abogados, hombres de negocios y ejecutivos encuentran particularmente atractivos los hoteles tipo suite, ya que pueden trabajar y entretenerse en un área además de ser un dormitorio a la vez.

Hoteles de estadías prolongadas: los hoteles de estadías prolongadas son algo similares a los hoteles de suites, pero generalmente ofrecen comodidades de cocina en la habitación.

Este tipo de hoteles son para estadías prolongadas que desean permanecer más de una semana y no quieren gastar en instalaciones hoteleras.

Aparthoteles: los apartamentos con servicios / hoteles residenciales ofrecen alojamiento a largo plazo o permanente para el huésped.

Usualmente el huésped hace un contrato de arrendamiento con el hotel por un mínimo de un mes hasta un año.

Las habitaciones generalmente incluyen sala de estar, dormitorio, cocina, balcón privado, lavadoras, utensilios de cocina, etc. A diferencia de los hoteles normales, el aparthotel solo ofrece un servicio de limpieza semanal.

Hoteles resorts: los hoteles de resorts generalmente se encuentran en las montañas, en una isla o en otros lugares exóticos, lejos de la ciudad.

Estos hoteles tienen instalaciones recreativas, paisajes, golf, tenis, vela, esquí y natación.

Los hoteles resort ofrecen experiencias divertidas e inolvidables para los huéspedes que animan a los huéspedes a repetir en el complejo sin tener que salir de él.

Bed and Breakfast / Homestays: son casas con habitaciones convertidas en instalaciones para pasar la noche, esto puede tener capacidad entre 1 y 10 habitaciones.

También se conocen como “Home Stay”. El propietario de este tipo de hotel generalmente permanece en el local y es responsable de servir el desayuno a los huéspedes.

Alquiler de tiempo compartido / vacaciones: Otro nuevo tipo o segmento de la industria de la hospitalidad es el de los hoteles de tiempo compartido. A veces se les denomina hoteles “para intervalo de vacaciones”.

Los hoteles de tiempo compartido es cuando los huéspedes compran la propiedad de los alojamientos durante un período específico al año.

Los propietarios también pueden tener la unidad alquilada por la empresa de gestión que opera el hotel.

Hoteles de casino: los hoteles con instalaciones de juego se llaman hoteles de casino. Aunque las operaciones de alimentos y bebidas en los casinos son lujosas, sus funciones son secundarias y de apoyo para las operaciones de los casinos.

Centros de conferencias y convenciones: este tipo de hoteles se centran en reuniones, conferencias y alojamiento durante la noche para los asistentes a la reunión.

También ofrecen instalaciones de videoconferencia, equipos audiovisuales, servicios comerciales, arreglos de asientos flexibles, rotafolios, etc.

Estos hoteles están ubicados principalmente afuera de las áreas metropolitanas y tienen instalaciones como golf, piscinas, canchas de tenis, gimnasios, spas, etc.

Un paseo por el país de los muertos

Un paseo por el país de los muertos

Llegó el Día de muertos y mi hermano no quería perdérselo por nada del mundo. Él lleva poco menos de un año viviendo en Finlandia y allá no tienen una celebración que se asemeje a la nuestra, por lo que hizo todo lo posible por volver a su país y pasar esta celebración con la familia. Así que tomó uno de los vuelos baratos y, con un amigo, se regresó a su país. Su amigo, quien es finlandés, quedó asombrado por como los mexicanos celebramos la muerte y honramos a los que ya se fueron. Así que le dimos un paseo por el país de los muertos.

Johannes, el amigo de mi hermano, no podía creer cómo en nuestra cultura nos burlamos de la suerte. Por mi trabajo como escritor, me pidieron que redactara unas calaveritas para gente famosa y miembros de un medio de comunicación. Al leerlas, el finlandés se quedó asombrado, ya que cuando mi hermano trató de traducírselas no daba crédito a que yo le deseara la muerte a alguien. Tratamos de explicarle que es un juego en verso, donde damos a la muerte un significado divertido y literario. Intentó entenderlo pero al parecer por el idioma y lo difícil que es adaptarlo al suyo, no logramos sacarle una sonrisa, aunque se quedó más tranquilo al saber que a las personas que se las dediqué no se iban a molestar.

Después fuimos a Coyoacán para disfrutar en el centro de la fiesta que hacen cada mes, donde se ve a gente disfrazada de una gran cantidad de personajes, desde los más terroríficos hasta algunos muy divertidos y originales. Pero los que dejaron maravillado a Johannes fueron las catrinas, donde las mujeres resaltaban la cultura mexicana, pero él creía que rendían tributo a la muerte. Le dijimos que no era así, que era más por una cuestión de nuestra cultura y el gusto por las calaveras.

Volvimos a casa y comenzamos a poner la ofrenda, él pensaba que era un simple altar, pero conforme agregábamos comida, bebidas, dulces, juguetes ponía quera de ‘what?’. Le explicamos que era una forma de darle la bienvenida a nuestros seres queridos que se han ido y que los invitábamos a visitarnos. Creo que esta parte lo asustó un poco, ya que le preguntó a mi hermano si iba a haber apariciones, porque él le tenía miedo a las cosas del más allá y prefería mantenerlo alejado de su vida. Esto nos dio mucha risa, así que decidimos seguirle con la broma.

Le dijimos que en ocasiones sí se escuchan ruidos por las noches, que a veces ves sombras recorrer la casa pero que no se asustara, ya que como son familia, difícilmente podrían hacernos daño, el problema es que él era un desconocido para nuestros muertitos, y eso lo hizo palidecer. Mejor le dijimos que todo era una broma, pero que hay creencias de que después de la fecha de Día de muertos, al quitar la ofrenda los alimentos pierden su sabor y aroma dado que se cree que en verdad los espíritus nos visitaron para degustar los sagrados alimentos que les ofrecimos.